Evento
 24/6 - 3/7 de 2005
 Hora
  Almería: 23:32
  España: 23:32

Web Oficial Almería 2005 Comité Internacional de los JJ.MM.
Web Oficial del COE Comités Olímpicos Europeos

 5 de Julio de 2005
  2004   2005
  Jul.   Junio   Mayo   Abr.   Marzo   Febr.   Enero
 
05/07/2005 15:01
Almería pone fin a su sueño al ritmo de Miguel Ríos y Bisbal

IMPRIMIR

Almería despidió hoy a sus Juegos con una gran fiesta en la que la ciudad andaluza dio el relevo a la italiana de Pescara, próxima sede en 2009, y en la que David Bisbal, Miguel Ríos y Manolo Escobar pusieron el ritmo necesario para hacer bailar a un público emocionado y con pocas ganas de despertar de un sueño.

La final de fútbol, coronada con el oro para España frente a Egipto, sirvió de prólogo al festejo, en el que Indalete, la mascota de Almería, volvió a dibujar sonrisas y un grupo de aviones de la Patrulla Aguila del Ejército del Aire surcó el cielo para dejar pintada en colores la bandera española.

Engalanado para la ocasión, el estadio Mediterráneo presentó un nuevo lleno frente a un palco casi huérfano de autoridades deportivas, dado que la mayoría viaja a Singapur para asistir a la Asamblea del Comité Olímpico Internacional (COI), que dentro de tres días decidirá si Madrid es sede olímpica en 2012.

La vuelta de honor de los jugadores españoles, que recibieron el oro de manos de la ministra de Fomento, Magdalena Alvarez, y el manteo que dieron a "Indalete" precedió al comienzo del espectáculo, abierto por la rítmica batucada de un centenar de tambores guiados por zancudos para invitar a la fiesta.

Voluntarios y deportistas, colectivos protagonistas de estos Juegos, accedieron al estadio para hacer un informal desfile coronado con la entrada de las banderas de los 21 países participantes, en reflejo de la unión de la cuenca Mediterránea y el poder conciliador del deporte.



Las estrofas de la canción "Almería", en la voz del almeriense Manolo Escobar hicieron vibrar a un público entregado que escuchó solemnemente los himnos de España e Italia antes de que el alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, dejara en manos del presidente del Comité Internacional de los Mediterráneos, Amar Addadi, la bandera de los Juegos, que éste entregó al alcalde de Pescara.

El presidente del Comité Organizador de Almería 2005, Juan Megino, agradeció el esfuerzo de todos para hacer realidad los Juegos, a los que definió como un "sueño maravilloso del que no quisiera despertar", con "diez días intensos" en los que "los almerienses se "han hecho grandes" y se han "superado".

"Nos despedimos entre la alegría y la pena, porque atrás queda la más brillante etapa de la historia de Almería. Con el esfuerzo de todos hemos dado mimo, cariño y entrega. Almería se ha esforzado, ha dado lo mejor de si y ha creído en la grandeza de una tierra sacrificada y hospitalaria que acaba de resurgir en el mapa", dijo Megino, antes de ceder la palabra al presidente Addadi.

El argelino declaró oficialmente clausurados los Juegos pasadas las 23.30 horas, antes de dar un "viva" a la ciudad de Almería y después de dar la "enhorabuena a los almerienses" por haber logrado un "magnífico" acontecimiento, marcado por la "emoción, la amistad y la solidaridad".

La salida de la bandera mediterránea del estadio, portada por deportistas locales, fue otro uno de los momentos culminantes y más emotivos de la ceremonia, antes de que Miguel Ríos empezara a entonar "a capella" el "Himno a la Alegría" para contagiar después con su ritmo a los presentes.

Con el público en el bolsillo, el granadino culminó su actuación a la par que los paracaidistas de la patrulla PAPEA del Ejército del Aire aterrizaron sobre el césped del estadio, que despidió sus Juegos al ritmo de sevillanas antes de que David Bisbal y su "Ave María" volvieran loco a un público con pocas ganas de irse a casa. EFE




© COMITE OLIMPICO ESPAÑOL, Todos los derechos reservados.
Optimizado para: 800 x 600 pixels - Explorer > 4 Copyright © 2003